3.4.09

Alfonsín, lider y maestro


Su muerte convoca a la reflexión

Desde el 31 de Marzo por la noche cuando se supo de la muerte de Raul Ricardo Alfonsín, la gente se reunió en las calles para homenajear al ex Presidente.
Lider del partido Radical, supo ganarse el respeto de todas las fracciones políticas.

Fue un auténtico demócrata, y más allá de sus aciertos y errores en tiempos de su presidencia, nadie puede discutir su hombría de bien, su absoluta convicción y coherencia con sus ideales. Un Maestro en la Democracia, instando en todo momento al diálogo y respetando los valores humanos y constitucionales.

Su honestidad y su honradez son un ejemplo.

La multitud que acompañó sus restos hasta su última morada demostró el valor que este lider representa para los argentinos.

Yo, como muchos otros, ví plasmado en mi primer voto, la esperanza para un país sufriente, luego de años y años de dictadura.

Hoy le toca a la dirigencia política de mi país hacer un balance de estos tres días de duelo, donde la gente ha demostrado categóricamente, que más allá de los aciertos económicos, esperamos de nuestros líderes una auténtica vocación de servicio, sin egoísmo, buscando ahondar en las coincidencias y no acenturar las diferencias. Honradez, Diálogo, Honor, y acciones amparadas en el bien común.

Que la muerte del Dr. Alfonsín signifique un nuevo comienzo.