5.2.09

Supersticiones femeninas



  • Las supersticiones no son patrimonio femenino. Tanto hombres como mujeres, desde el principio de la historia ha seguido algunas pautas de comportamiento amparadas en creencias que se han transmitido de generación en generación.

    Una superstición es una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón. También se la define como fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo. Hay muchas creencias de este tipo que tanto hombres como mujeres, quién mas quién menos, seguimos como un ritual: no pasar por debajo de una escalera, no mirar un espejo roto, guardar un trébol de cuatro hojas, tocar madera, cruzar los dedos, etc.

    Todas y cada una guardan un origen en particular, y a modo de ejemplo, te cuento el origen de la costumbre de no pasar el salero de mano en mano, cuando estamos en la mesa.
    Este rito tiene origen en los tiempos en que la sal era considerada la moneda de pago (de allí proviene la palabra “salario”). Como era muy valiosa, si se derramaba podía ser un gran percance. ¿Y que sucedía si se derramaba cuando una persona se la entregaba a otra en la mano? ¡Que ambas echaban la culpa al otro! Por eso, para evitar estas disputas, se comenzó a apoyar sobre una mesa, de modo que cada uno se haga responsable por su propia manipulación.

    Pero mas allá de las supersticiones comunes a ambos géneros, hay algunas que son típicamente femeninas y en el siguiente listado, seguramente te verás reflejada en más de una como fiel seguidora, tal como me pasa a mi.



  • Debes usar algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul para el casamiento.

  • Es de mala suerte dejar que el novio vea el vestido de su futura esposa antes de la boda.

  • Cuando la panza del embarazo es en punta, la madre va a tener un varón.

  • Si no cumples un antojo durante el embarazo, el bebé va a nacer con una mancha.

  • A los hombres se les conquista por el estómago.

  • Si dejas la cartera apoyada en el piso te va faltar el dinero.

  • Quien atrape el ramo de la novia en una boda será la próxima en casarse.

  • Voltea una escoba detrás de una puerta para que las visitas inoportunas se retiren pronto.

  • El color de la ropa interior que lleves cuando empieza el primer día del año debe ser rosa.

  • La mayonesa o la crema se cortan en presencia de una embarazada.

  • Si tienes manchas blancas en las uñas es que has dicho mentiras.

  • Cuando se te cae una pestaña, hay que ponerla entre tu dedo pulgar y el de otra persona.

  • Ambas piden un deseo, pero solo se le cumplirá a quien permanezca con la pestaña cuando los dedos se separen.

(tomado de Canalwoman, escrito por mí bajo el seudónimo de marInes)