31.3.08

Aun sin solución


Estoy siguiendo este tema con bastante preocupación.
Desde que el 11 de Marzo el gobierno subió las retenciones al agro de un 35 a un 44% y el sector entonces, comenzó un paro y cortaron las rutas. Yo como muchos, estoy con la gente del campo. A nadie le gusta que le quiten la mitad de lo que gana, sobre todo cuando nunca se ve reflejado a dónde van a parar esos recursos. El gobierno asegura que de ese modo se pueden sostener los precios internos de la mercadería, que obviamente no es cierto, porque ya antes de esta medida, los precios subieron en varias oportunidades, a pesar de que ellos dicen que no hay inflación. Se nota que no hacen las compras.
Los pequeños y medianos productores son los mas perjudicados y a pesar de que en todos estos días pidieron reveer la medida, la postura del gobierno sigue firme.
La Sra. Presidente, Cristina Fernandez tuvo la infeliz idea de dar un discurso que enardeció los ánimos y sumó voluntades de gente que se acercó a la plaza principal de su ciudad, como en Rosario, Santa Fe o Cordoba, y localidades pequeñas en distintas provincias, y a la Plaza de Mayo, punto de encuentro de todas las manifestaciones en Buenos Aires, para hacer saber su descontento.
En el gobierno se dijo que no se le daría orden a la policía para disuadir a manifestantes y agrarios, con el pretesto de las libertades individuales y los derechos humanos, pero no tienen ningún reparo en enviar una orda de patoteros que a empujones y amenaza de palazos desalojó la Plaza de Mayo.
Un segundo discurso, de tono mas moderador invitaba a las partes a negociar, pero no planteó en concreto ninguna propuesta. Eso sí, no se olvidó de llamar golpistas a los que habían estado manifestando en Plaza de Mayo, sin mensionar ni media palabra sobre los mafiosos. Además, parece no haberse enterado del apoyo espontáneo en el resto del país.
Los agrarios mientras tanto firmes en su postura, permitieron todo el tiempo el paso en las rutas de autos, omnibus y camiones que no llevaran mercadería del campo. Fue la actitud de varios camioneros, la que entorpeció mas de una vez el paso, cuando enojados porque se les impedía el paso, atravesaban los camiones sin dejar pasar a nadie.
Finalmente hubo una reunión entre dirigentes agrarios y gobierno, pero al no haber propuestas concretas por parte de estos, se continúa con la medida de fuerza.
Diecinueve días de conflicto hizo que se produjera desabastecimiento, mucha mercadería se echara a perder y los productores de pollo comenzaran a perder sus animales por falta de granos para sumar al alimento balanceado. No hay carne, hay poca leche y sus derivados, harina, aceite, etc.
A pesar de todo esto, la gente, en buena parte, sigue acompañando al campo.
Para hoy, el gobierno convocó a quienes estén a su favor, y se espera un nuevo discurso. Mientras tanto el corte de rutas sigue firme.
Vamos a ver qué resulta.